www.unidadmedicaintegraldelsur.com
Atención médica de vanguardia con visión humana

 

GINECOLOGIA ONCOLOGICA

La ginecología oncológica no solo se encarga de la atención de tumores del cuello de la matriz o mama sino también de diferentes tumores en los órganos sexuales femeninos tanto internos (Ovarios, Útero, cuello de la matriz, vagina) como también de los genitales externos (vulva). 


Cáncer de Ovario


Este se origina en dos principales sitios el más común se forma en la capa externa de los ovarios se llama epitelial se presenta en la mayor parte de los casos en mujeres mayores a los 30 años, el principal síntoma es el aumento de volumen en región del abdomen bajo, estudios de diagnóstico útiles son el ultrasonido así como el marcador tumoral Ca-125.

Otros tipos menos comunes de cáncer de ovario son los que se originan en los óvulos en las células primordiales o germinales, estos se presentan en pacientes jóvenes. Los tumores de células germinales de los ovarios pueden ser difíciles de diagnosticar (detectar) de manera temprana. A menudo no hay síntomas en los estadios tempranos, pero se pueden encontrar tumores durante exámenes ginecológicos.

Una mujer que presenta inflamación del abdomen sin aumento de peso en otras partes debe consultar con un médico. Una mujer que ya no tiene períodos menstruales (que ha experimentado la menopausia) y posteriormente presenta sangrado también debe consultar con un médico.

Anatomía del aparato reproductor femenino. Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.

Examen Pélvico

Examen de la vagina, cuello uterino, útero, trompas de Falopio, ovarios y recto. El médico usando guantes lubricados introduce uno o dos dedos en la vagina mientras que con la otra mano ejerce una ligera presión sobre el abdomen para palpar el tamaño, forma y posición del útero y los ovarios.

También se introduce un espéculo en la vagina para que el médico o enfermera pueda examinar visualmente la vagina y cuello uterino y detectar cualquier señal de enfermedad. Generalmente se lleva a cabo una prueba o frotes de Papanicolaou.


El médico también introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto tratando de detectar la presencia de nódulo o cualquier otra anomalía.

Examen pélvico. El médico o enfermero introducen uno o dos dedos lubricados, enguantados en la vagina, mientras presiona la parte inferior del abdomen con la otra mano. Esto se realiza para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se revisa la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio y el recto.

Laparotomía: procedimiento quirúrgico en el cual se realiza una incisión (corte) en la pared del abdomen para verificar la presencia de signos de enfermedad en el interior del abdomen. El tamaño de la incisión depende de la razón por la cual se está llevando a cabo la laparotomía. Algunas veces se extirpan órganos o se toman muestras de tejido para una biopsia.

Linfangiograma: procedimiento mediante el cual se toma una radiografía del sistema linfático. Se inyecta un tinte en los vasos linfáticos de los pies. El tiente viaja hacia arriba a través de los ganglios linfáticos y los vasos linfáticos, y se toman rayos X para determinar si se encuentras bloqueos. Esta prueba ayuda a determinar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos.

Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Es posible que al paciente se le inyecte o se le dé a beber un tipo de tintura que sirve para que el órgano o tejido aparezca más claro en la radiografía. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.

Prueba sérica de marcadores tumorales: procedimiento en el que se analiza una muestra de sangre para medir las concentraciones de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos, los tejidos o las células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias se vinculan con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. Ciertas substancias están relacionadas con tipos de cáncer específicos cuando se encuentran en una concentración alta en la sangre. A estos se les conoce como marcadores tumorales. Un aumento en la concentración de alfafetoproteína (AFP) o gonadotropina coriónica humana (HCG) en sangre. La AFP y HCG son sustancias que pueden ser signos de tumor de células germinales de los ovarios.

Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y opciones de tratamiento.

Las opciones de tratamiento y el pronóstico (posibilidad de recuperación) dependen de los siguientes:

  • El tipo de cáncer.

  • El tamaño del tumor.

  • El estadio del cáncer (si afecta parte del ovario, todo el ovario o se ha diseminado a otras partes en el cuerpo).

  • La apariencia de las células bajo el microscopio.

  • La salud general de la paciente.

Cáncer de Endometrio

El endometrio es el revestimiento del útero. Un hueco y muscular órgano en la pelvis de la mujer. El útero es donde un feto crece. En la mayoría de las mujeres no embarazadas, el útero es de aproximadamente 7 centímetros de largo. El extremo más bajo y estrecho del útero es el cuello uterino este último conduce a la vagina.
Cáncer del endometrio es diferente al cáncer del músculo del útero, que se llama sarcoma del útero.


Tomando tamoxifen para el cáncer de mama o tomar estrógeno solo (sin progesterona) puede afectar el riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.
.

Los signos de cáncer del endometrio incluyen sangrado tras vaginal inter-menstrual o dolor en la pelvis.


Anatomía del aparato reproductor femenino. Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.

Estos y otros síntomas pueden ser causados por el cáncer de endometrio. Otras condiciones pueden causar los mismos síntomas. Se debe consultar al Oncólogo si se presentan algunos de los siguientes síntomas:
  • Sangrado no relacionadas con la menstruación (sangrados inter-menstruales).

  • Dificultad o dolor al orinar.

  • El dolor durante las relaciones sexuales.

  • Dolor en el área pélvica.

Examen pélvico. El médico o enfermero introducen uno o dos dedos lubricados, enguantados en la vagina, mientras presiona la parte inferior del abdomen con la otra mano. Esto se realiza para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se revisa la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio y el recto. 

El cáncer de endometrio se puede desarrollar en pacientes con cáncer de mama, en los pacientes que han sido tratados con tamoxifeno. Un paciente que toma este medicamento debe tener un examen pélvico es decir un ultrasonido pélvico y toma de Papanicolaou de manera anual. Las mujeres que toman estrógeno (una hormona que puede afectar el crecimiento de algunos cánceres) tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio. El uso de estrógenos en combinación con progesterona (otra hormona) no aumenta el riesgo de una mujer de este cáncer.

¿Qué Pruebas se utilizan para diagnosticar el cáncer de endometrio?

Dado que el cáncer del endometrio se inicia dentro del útero, por lo general no aparece en los resultados de una Prueba de Papanicolaou. Por esta razón, una muestra de tejido de endometrio se debe quitar y se examina bajo un microscopio para detectar células cancerosas. Algunos de los estudios que pueden utilizarse son los siguientes:

  • Biopsia endometrial: Extracción de tejido del endometrio (revestimiento interno del útero) mediante la inserción de un tubo delgado y flexible a través del cuello uterino. El tubo se utiliza para raspar suavemente una pequeña cantidad de tejido del endometrio y luego eliminar las muestras de tejido.

  • Dilatación y legrado: Es la cirugía que se realiza para extraer muestras de tejido o el revestimiento interno del útero. El cuello uterino se dilata y una legra (instrumento con forma de cuchara) se inserta en el útero para extraer tejido. Las muestras de tejido se pueden tomar y se observan bajo un microscopio para detectar signos de enfermedad

Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • La etapa del cáncer (si se encuentra en el endometrio solamente, implica todo el útero o se ha diseminado a otras partes del cuerpo).
  • ¿Cómo son las células cancerosas bajo el microscopio? Es decir si se ven agresivas o no agresivas.
  • Si las células del cáncer son afectadas por la progesterona.

    De tres tipos de tratamiento se utilizan:

    Cirugía


    Cirugía (extracción del cáncer en una operación) es el tratamiento más común para el cáncer de endometrio. Los procedimientos quirúrgicos que pueden utilizarse los siguientes:

    • Histerectomía total Cirugía para extirpar el útero, incluyendo el cuello uterino. Si el útero y el cuello uterino se extraen a través de la vagina, la operación se llama histerectomía vaginal. Si el útero y el cuello uterino se extraen a través de una gran incisión (corte) en el abdomen, la operación se llama histerectomía total abdominal. Si el útero y el cuello uterino se extraen a través de una pequeña incisión (corte) en el abdomen mediante un laparoscopio, la operación se llama histerectomía laparoscópica total.
    • Salpingo - Oforectomía bilateral: Cirugía para extirpar ambos ovarios y ambas trompas de Falopio.
    • Histerectomía radical Cirugía para extirpar el útero, cuello uterino, y parte de la vagina. Los ovarios, las trompas de Falopio, y los ganglios linfáticos también se extirpan.

Incluso si el médico extirpa todo el cáncer, que se puede ver en el momento de la cirugía, algunos pacientes pueden requerir de radioterapia o de tratamiento con hormonas después de la cirugía para destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado. El tratamiento administrado después de la cirugía, para reducir el riesgo de que el cáncer regrese, a este tratamiento se le llama terapia adyuvante.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento que utiliza alta energía rayos X u otros tipos de radiación para matar las células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna utiliza una sustancia radiactiva administrada en agujas, semillas o catéteres que se colocan directamente o cerca del cáncer. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo y la etapa del cáncer que padece.

Terapia hormonal

La terapia hormonal es un tratamiento que elimina hormonas o bloquea su acción y se detiene el cáncer . Las hormonas son sustancias producidas por glándulas en el cuerpo que circulan por el torrente sanguíneo. Algunas hormonas pueden causar el crecimiento de ciertos cánceres. Si las pruebas muestran que las células cancerosas ofrecen sitios donde pueden adherirse las hormonas (receptores), deben de utilizarse medicamentos para reducir la producción de hormonas o impedir que funcionen.

Quimioterapia

Quimioterapia es un tratamiento que utiliza medicamentos para detener el crecimiento de las células cancerosas, mediante la eliminación de las células o deteniendo la división de las células. Cuando la quimioterapia se administra por vía oral o inyectada en una vena o músculo, los medicamentos entran al torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas en todo el cuerpo ( quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en la columna vertebral, en un órgano, o una cavidad del cuerpo como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente a células cancerosas en esas áreas (quimioterapia regional). La forma en que la quimioterapia se administra depende del tipo y la etapa del cáncer que padece.

Cáncer de Vagina

Es el cáncer que se forma en la vagina (vía del parto). La vagina se extiende desde el cuello uterino (la abertura del útero) hasta el exterior del cuerpo( la vulva). El tipo más común de cáncer de vagina es el carcinoma de células escamosas, que empieza en las células delgadas y planas que revisten la vagina.
Otro tipo de cáncer de vagina es el adenocarcinoma, un cáncer que empieza en las células glandulares del revestimiento de la vagina.

Cualquier cosa que aumenta el riesgo de contraer una enfermedad se llama factor de riesgo. Entre los factores de riesgo del cáncer de vagina se incluyen los siguientes:

  • Tener 60 años o más de edad.
  • Haber estado expuesto al dietilestilbestrol dentro del útero (antes del nacimiento).
  • Padecer de la infección por el virus del papiloma humano (VPH).
  • Tener antecedentes de células anormales en el cuello uterino o de cáncer de cuello uterino.

Entre los signos posibles del cáncer de vagina se incluyen el dolor o el sangrado anormal de la vagina.
Con frecuencia, el cáncer de vagina no causa síntoma temprano y solo se puede encontrar durante una prueba para detectar cáncer de cérvix como el Papanicolaou. Se debe consultarse con un oncólogo si presenta cualquiera de los siguientes problemas.

  • Sangrado o secreción no relacionados con la menstruación.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor en el área de la pelvis.
  • Un bulto en la vagina.

    Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de vagina, se utilizan pruebas que examinan la vagina y otros órganos de la pelvis.

    Se puede usar las siguientes pruebas y procedimientos:


    Frotis de Pap. Se introduce un espéculo en la vagina para ensancharla. Luego, se introduce un cepillo en la vagina para obtener células del cuello uterino. Las células se observan bajo un microscopio para determinar si hay signos de enfermedad.

      Examen físico y antecedentes:

      Examen del cuerpo para verificar si existen signos de enfermedad, como tumores o neoplasias. Se realiza una historia clínica del paciente, es decir antecedentes de sus hábitos de salud y enfermedades anteriores.

      • Examen pélvico: examen de la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el recto. El médico introduce uno o dos dedos cubiertos con guantes lubricados en la vagina y coloca la otra mano sobre la parte baja del abdomen para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También introduce un espéculo (instrumento que separa la pared de la vagina) en la vagina, y observa la vagina y el cuello uterino para detectar cualquier signo de enfermedad. Generalmente se lleva a cabo una prueba o frotis de Papanicolaou. El médico oncólogo también introduce un dedo cubierto con un guante lubricado en el recto para detectar la presencia de masas o áreas anormales.

      • Frotis de Papanicolaou: procedimiento para recolectar células de la superficie del cuello uterino y la vagina. Se usa un trozo de algodón, un cepillo o una paleta de madera para raspar suavemente las células del cuello uterino y la vagina. Las células se observan bajo un microscopio para determinar si son anormales. Este procedimiento también se llama prueba de Papanicolaou.

      • Biopsia: extracción de células o tejidos con el fin de que un patólogo los observe bajo microscopio y determine si hay signos de cáncer. Si el frotis de Papanicolaou muestra células anormales en la vagina, se puede realizar una biopsia durante una colposcopia.

      • Colposcopia: procedimiento mediante el cual se usa un colposcopio (un instrumento con aumento y luz) para examinar la vagina y el cuello uterino y determinar si hay áreas anormales. Se pueden extraer muestras de tejido con una cureta (una herramienta cortante con forma de cuchara) para observarlas bajo un microscopio y verificar si hay signos de enfermedad.

        Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

        El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

        • El estadio del cáncer (si se encuentra solamente en la vagina o si se ha diseminado hasta otras áreas).
        • El tamaño del tumor.
        • El grado de las células tumorales (que tan diferentes son las células normales).
        • El lugar del cáncer adentro de la vagina.
        • Si hay síntomas.
        • La edad de la paciente y su estado general de salud.
        • Si el cáncer recién se diagnosticó o si recidivó (volvió).

        Las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

        • El estadio, el tamaño y la localización del cáncer.
        • Si las células del tumor son células escamosas o de adenocarcinoma.
        • Si la paciente tiene útero o tuvo una histerectomía.
        • Si la paciente recibió radioterapia dirigida a la pelvis en el pasado.